Noticias

Elimina estos 5 malos hábitos para ser más productivo

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Controlar los hábitos que te restan productividad es clave para tener un buen desempeño y hasta para tener más tiempo libre para disfrutar los fines de semana de las actividades que más te gustan. En este sentido existen algunos hábitos que le restan productividad a tu día de forma significativa. Conoce cuáles son las más comunes para controlarlas o tacharlas de tu lista diaria.


5 malos hábitos que te restan productividad



1 – Pasar demasiado rato en internet

Internet es una herramienta maravillosa y tiene mil usos, pero pasar muchas horas en la web a diario y sobre todo en distracciones como las redes sociales resta demasiada productividad a tu día, incidiendo directamente en la calidad de tu tarea.

Lo mejor para evitar que Internet se robe mucho rato de tu día es fijarte el objetivo de no entrar a Facebook hasta que no tengas por lo menos el 70 u 80% de tu trabajo terminado. Según varias investigaciones, cuando interrumpes lo que estás haciendo para chequear el mail, las redes, atender una llamada o lo que sea, te toma un promedio de 15 minutos volver a concentrarte en tu tarea; por lo que si interrumpes cada 5 minutos los resultados no serán nada alentadores.


2 – Posponer todo el tiempo lo que tienes que hacer


Posponer todo el tiempo las tareas importantes es otro de los malos hábitos que muchas personas han naturalizado
. Si tienes que hacer algo y eso te cuesta, hazlo cuanto antes, ya que el "dejarlo para después" solo logra que esté ocupando espacio en tu mente sobre la lista de pendientes, preocupándote durante más tiempo del necesario. Justamente como dice el refrán, deja de preocuparte y ocúpate.


3 – Intentar hacer muchas cosas a la vez

En contra de lo que generalmente se cree, la multitasking o multitarea no te vuelve más productivo sino que al contrario, te resta productividad. Si bien las personas creemos que podemos ocuparnos de muchas cosas a la vez y hacerlo bien, lo cierto es que haremos todo a media máquina y nos llevará más tiempo del que nos llevaría si nos enfocáramos en hacer una única tarea por vez.


4 – Dejar las tareas más difíciles para lo último

Tu punto más alto de productividad es cuando comienzas el día, y a medida que éste va pasando tanto tu cuerpo como tu mente van sintiendo el cansancio. Por esto es que dejar las tareas más difíciles para lo último y empezar por lo que menos te cuesta no es una buena idea y juagará en contra a tu productividad. Comienza siempre por lo que menos te motive y trata de resolver todo lo que más te cueste antes del almuerzo, ya que después de éste estarás más perezoso y menos concentrado.


5 – No planificar

La planificación es una gran aliada a la hora de cumplir con todo lo que tienes que hacer ahorrando tiempo de tu jornada. Si planificas tu trabajo o tareas (por ejemplo, qué lecciones debes estudiar en la semana) será mucho más fácil tener todo bajo control, no teniendo que “correr” contra el reloj para poder terminar todo a tiempo. Por esto la planificación no solo te vuelve más productivo sino que también "ahuyenta" el estrés.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.