Noticias

5 métodos para controlar los pensamientos negativos

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
Si los pensamientos negativos dominan tu mente es probable que empieces a verlo todo gris, a pensar que eres un desdichado y que siempre tienes “mala suerte” hasta que a la larga terminarás por atraer las situaciones menos felices a tu vida. Si bien todos tenemos pensamientos negativos, controlarlos es fundamental para que no nos terminen dominando.


Aunque no creas en eso de que lo que piensas atraes, sí sabrás de sobra que como piensas influye en cómo te sientes. Cuando piensas que todo va mal no te sientes de maravillas, ¿cierto? Bien, controlar los pensamientos negativos no es una tarea sencilla, pero vale la pena intentarlo para vivir un poco más felices.


5 métodos para controlar los pensamientos negativos


1 – Cambia tu lenguaje
¿Dices muchas palabras agresivas o tienes un lenguaje corporal siempre a la defensiva? Esto puede influir en tu carácter y volverlo negativo la mayor parte del tiempo.

Si siempre estás con cara de furia, de tragedia, si en general tienes la mandíbula apretada y los brazos cruzados ante todo y ante todos no estarás proyectando una imagen muy positiva; pero además tú mismo no te estarás sintiendo para nada así.

Prueba sonreír, agradecer, saluda, pararte recto y sin cruzar los brazos y cambiar tu postura corporal de una negativa a una que transmita más confianza
. Quizás tengas que forzarlo un poco al principio, pero al tiempo ya te habrás acostumbrado y tu “lenguaje corporal más feliz” se habrá vuelto un hábito.


2 – Habla de lo que te preocupa

Cuando algo nos preocupa o nos entristece mucho tenemos que sacarlo antes de que explote dentro de nosotros. Los pensamientos negativos cuando son muy frecuentes hablan de que no estamos bien emocionalmente, y cuando esto sucede buscar ayuda es fundamental.

Dependiendo de qué tan mal te sientas evalúa si con contarle tus problemas a alguien más está bien o si estas necesitando ayuda profesional de un psicólogo.


3 – Busca relajarte de una forma más espiritual

El ejercicio físico es excelente para estar en forma, saludables y para descargar tensiones; pero a veces lo que más estamos necesitando es “gimnasia” para el alma. En este sentido la meditación o prácticas como el Mindfulness o Yoga son muy buenas para quitar estrés y ansiedad, ayudarnos a enfocarnos en el presente y a agradecer por las oportunidades de la vida.


4 – Haz el ejercicio mental de ver el vaso lleno

No es un ejercicio fácil el de ver lo positivo de las cosas cuando no salen como esperábamos, pero si nos entrenamos en esto podemos lograrlo. Al fin y al cabo, cada cosa que nos sucede, por mala que sea, nos deja un aprendizaje; por lo que tomar estas enseñanzas para crecer es más sano que pasar lamentándonos porque no fue como queríamos.

En vez de pensar cosas del estilo “que desdichado soy porque me pasó esto” piensa que puedes aprender de esa situación y agradece haberte hecho más fuerte a base de esa prueba.


5 – Toma distancia de las personas negativas

Si estás rodeado de personas negativas es difícil que tú veas la vida de una forma más optimista. Al igual que la alegría, el pesimismo y la “mala onda” se contagia.

Cada vez escuchamos más hablar sobre las “personas tóxicas”
. Este tipo de personas (los quejosos crónicos, los criticones, los víctimas o invasivos de tu espacio, entre otros) nos absorben demasiada energía y al final terminas contagiando su toxicidad.

En vez de compartir tu tiempo con este tipo de personas haz algo que a ti te haga feliz o te de placer. Es común que en la vorágine del día a día nos olvidemos parar para hacer algo que nos haga sentir bien, pero esta también es una conducta que debemos cambiar para sentirnos mejor y tener pensamientos más positivos.


Así que por más ocupado que te parezca que estás, deja por un día aquello que puede esperar y tomate el día para relajarte y disfrutar. Y no se trata de organizar un plan tan excéntrico como tirarte en paracaídas (aunque esto es lo que tienes que hacer si es lo que quieres hacer), sino que con una simple visita a una amiga o con estar tendido sobre el pasto bajo el sol ya puede ser suficiente, siempre y cuando te enfoques en lo lindo y tibio que está el sol y no en que te pueden picar las hormigas.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.