Noticias

Cómo motivar a los alumnos

      

Motivar a los estudiantes en el aprendizaje es fundamental para que a pesar de la rutina los alumnos quieran asistir a clase y no pierdan el interés en la materia. Los estudiantes motivados, además, lograrán resultados mucho mejores que aquellos que están desganados. Descubre algunas estrategias para trabajar la motivación de los alumnos.

 

Lee también
» 6 libros de interés para los docentes
» 5 aplicaciones para crear mapas mentales

 


1 – Crea intereses en los alumnos

Crear intereses a partir de los temas desarrollados en clase o de las habilidades que el docente detecta que el alumno posee ayudará considerablemente. El profesor debería incentivar a los estudiantes a fomentar el pensamiento crítico y a no quedarse con los conocimientos de rutina. Para esto se pueden organizar actividades como debates o tertulias en la clase, después de que el tema ha sido dado de forma reglamentaria.

 

2 – Valorar los aportes de los alumnos


Cuando el alumno aporta algo desde su reflexión y evaluación el docente debe escucharlo y si éste está cayendo en conceptos errados debería hacérselo ver sin que se sienta avergonzado. Para esto el docente puede destacar la capacidad de pensar el tema desde sí mismos y desarrollar la capacidad reflexiva del alumnado

 

3 – Poder transpolar la materia a lo cotidiano


Poder mostrarles a los alumnos de qué manera les servirá en el día a día lo que están aprendiendo es una muy buena forma de motivarlos, ya que una de las frases más desmotivadoras que piensan los estudiantes es “¿y esto para que me va a servir?”. Mostrar ejemplos o situaciones donde en la vida sucede algo similar a lo visto en clase y poder trasladarlas a otros contextos ayudará además a la comprensión del tema.


4 – Permite que ellos también tomen decisiones


El profesor autoritario que impone solo sus normas y no permite a los alumnos tener voz ya quedó en el pasado. El docente puede ganarse el respeto de sus alumnos sin llegar a ser una figura completamente distante, sino que de lo contrario, ser simpático y considerar las necesidades de los estudiantes le acercará mucho más a éstos. El docente debería permitir que los alumnos participen en ciertas decisiones como por ejemplo qué días les es más conveniente realizar las pruebas o entregas pautadas u otras que tengan que ver con la administración de su tiempo y el tiempo que tienen entre las responsabilidades de cada asignatura.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.