Noticias

Las más eficaces técnicas de estudio para universitarios

      

Las técnicas de estudio son de vital importancia en los procesos de aprendizaje, como también al momento de rendir un examen para aprobar una materia o ingresar a una universidad. Los estudiantes van probando con nuevas técnicas a lo largo de sus años académicos para saber cuál es la que brinda mejores resultados y se adapta a más a sus necesidades. Si aún estás en búsqueda de la técnica de estudio más efectiva, no te pierdas los métodos que compartimos a continuación.


En los procesos de aprendizaje, una de las mayores dificultades es dar con el método adecuado. Todas las personas tienen diferentes tiempos de aprehensión, como también distintas preferencias en cuanto a las formas en las que se comprende e interpreta la información que les llega. Hay quienes prefieren la lectura de textos, mientras otros se inclinan a estudiar a través de medios audiovisuales.


No hay una receta perfecta para aprender más, pero sí hay algunas técnicas que resultan más eficaces que otras al momento de tener que entender y recordar. A continuación, te compartimos algunas de las mejores técnicas de estudio extraídas del portal ExamTime.


1- Tomar apuntes: se ha comprobado a través de numerosos estudios que una de las mejores formas de aprender es tomar apuntes. Cuando estén es en aula, presta atención a lo que dice el profesor y toma apuntes sobre lo que consideres más relevante. En estos apuntes encontraras luego la clave para enfrentarte a los textos.


2- Crear mapas mentales: una estrategia clásica de aprendizaje es generar mapas mentales como manera de sintetizar la información y organizar las ideas por importancia y relación entre sí. Si creamos un buen mapa de este tipo podremos ahorrar muchas horas de estudio y consolidar mejor nuestro conocimiento sobre el tema.


3- Hacer exámenes anteriores: si vas a enfrentarte a un examen, la mejor manera de perderle miedo y prepararte para rendirlo es realizar exámenes de años anteriores a modo de ejercicios, para probarte en el área. Esta es una excelente forma de darte cuenta en qué temas debes ahondar más y cómo gestionar tus tiempos para responder el día de la prueba.


4- Tomar recreos cortos: cuando te dispones a estudiar y dedicas muchas horas a la misma actividad sin tomar un descanso, te haces mucho daño. Es necesario tomar unos breves recreos de algunos minutos cada una o dos horas de estudio. Sino, el cerebro se cansará y no llegarás a captar verdaderamente la información que estudiaste.


5- Realizar ejercicios o casos prácticos: asimilar algunos conocimientos no es solo cuestión de lectura, sino que muchas veces es necesario realizar ejercicios y casos prácticos para comprender la aplicación real de la teoría que se está aprendiendo. Este método es muy útil en las materias que requieren de ejercitación, como las matemáticas, la física, el derecho, etc.


6- Utilizar reglas Mnemotécnicas: esta técnica es muy variada, y se puede aplicar de múltiples maneras. En cualquiera de ellas, es sumamente clarificadora cuando se deben recordar listas y conjuntos de cualquier tipo. Estas funcionan asociando los conceptos que hay que recordar, con algunos que ya son familiares.



Tags:

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.