Noticias

4 estrategias para aplicar cuando la clase va muy rápido

           Autor: Camila Siqueira
Grabar, preguntar al docente y tomar los apuntes esenciales son estrategias eficaces para seguir una clase que va rápido
Grabar, preguntar al docente y tomar los apuntes esenciales son estrategias eficaces para seguir una clase que va rápido  |  Fuente: Shutterstock
Algunos docentes dan la clase de una manera bastante rápida y sin volver sobre los conceptos. Esto puede dificultar el entendimiento para muchos estudiantes, sobre todo cuando se dan temas muy complejos que necesitan de explicaciones pausadas para ser asimilados.


Los docentes que dan la clase rápido pueden generar desde frustración a desesperación en los alumnos que sienten que “no entienden nada” y que al perder un concepto pierden el hilo de todo el tema. ¿Te sientes identificado? Aprende algunas estrategias que puedes aplicar para no quedarte atrás cuando el docente “vuela” con sus explicaciones.



4 estrategias para aplicar cuando la clase va muy rápido


1 – Ten el material de la lección a mano

Tener la lección a mano en clase te servirá para ir siguiendo las explicaciones del profesor y realizar anotaciones junto a las mismas, las que en muchas ocasiones sirven para aclarar lo que el autor dice de manera mucho más compleja.

Por esto, para poder hacer anotaciones sobre el texto indicado para la lección, es bueno que tengas fotocopiada la lectura
que haya indicado el docente.


2 – Tomar apuntes generales y dejar de lado los detalles

Haber aprendido a tomar apuntes es clave para cualquier universitario; y los apuntes efectivos son los que tomas habiendo captado el concepto principal y no anotando cada detalle.

Por esto, los apuntes suelen ser materiales de estudio muy personales. Es decir, rara vez resulta productivo estudiar de los apuntes de otro porque cada uno tiene su método para entender lo que ha escrito; por ejemplo, con las abreviaciones de palabras.

En síntesis: toma apuntes de lo fundamental y no te desesperes por anotar cada palabra dicha por el profesor.


3 – Enfócate en prestar atención y graba la clase


A veces, para entender un tema tenemos que estar cien por ciento en lo que dice el profesor; y no hay chances de estar en eso y tomar apuntes a la misma vez y poder abarcar ambas cosas.

Cuando te pasa esto opta por prestar atención y dejar los apuntes de lado y graba la clase para poder ponerte al día con los apuntes después.


4 – Habla con tus compañeros y también con el profesor


Si el tema de que la clase va demasiado rápido no es algo que te parezca solamente a ti, sino que es una impresión general, habla con tus compañeros para que puedan plantearle de la mejor manera esto al docente. 

Claro que el profesor ya tiene su forma de dar la clase y no es fácil que pueda readaptarla; pero propónganle que tal vez debería sumar clases de repaso sobre los temas dados o volver sobre los conceptos fundamentales al término de cada lección.

Los alumnos siempre tienen derecho a pedirle a los docentes que vuelva a explicar si no han entendido, así que siempre que lo hagas con respeto no temas en plantear tus dudas y sugerencias.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.