Noticias

Errores comunes al pedir ayuda en el trabajo

      
Fuente: Shutterstock
Muchos son los trabajadores que temen pedir ayuda a un compañero de trabajo, aun cuando no saben resolver por sí solos una situación puntual. Pero si bien el pedido de ayuda es la decisión correcta, para hacerlo debes de tener en cuenta no cometer ciertos errores. Descubre a continuación cuáles son los errores más comunes al pedir ayuda en el trabajo a fin de poder evitarlos.


Los 4 errores más comunes al pedir ayuda en el trabajo


1 – Tú no ayudas

Si eres de los que nunca está dispuesto a dar una mano entonces no puedes pretender que vengan corriendo en tu ayuda cuando lo necesitas. Además de que la no colaboración es un síntoma de ser mal compañero, no puedes exigir lo que no das.


2 – No encuentras el momento correcto

El momento para pedir ayuda es de suma importancia: si por miedo o timidez has hecho mal la mayor parte del proceso de una tarea antes de pedir ayuda, entonces habrás tardado mucho tiempo, aunque como se suele decir, es mejor tarde que nunca. Otro de los errores que se dan en cuanto a no encontrar el momento adecuado es pedir ayuda cuando todos están más ocupados que nunca; o cuando han terminado su turno. Mejor no esperes a último momento, pide una sugerencia cuando la duda se presente. Si tienes cierto temor a pedir ayuda, piensa en cuáles serían las consecuencias de tu trabajo si no lo haces, es decir, el peor escenario posible. Eso te hará disipar el temor ya que verás claramente que si no lo haces todo puede empeorar.


3 – No eres preciso

Sabes que hay una falla o algo en lo que necesitas recibir ayuda, pero no sabes a ciencia cierta qué ayuda pedir o en qué estás equivocado. Cuando no sabes cómo comunicar lo que necesitas porque ni siquiera tienes claro qué es, es más complicado que alguien pueda echarte una mano. Así que para no caer en este error, lo primero que debes saber es exactamente qué dudas tienes, o cómo podrían ayudarte los demás en un proyecto concreto o en aliviarte de una sobrecarga de tareas.


4 – Piensas que ayudar es el deber de los demás

Cuando pides ayuda a un compañero y éste te la brinda, debes como mínimo agradecerle por este gesto, y preferentemente hacerle saber que tu también podrías apoyarlo en el futuro si lo necesita. Es decir, básicamente mostrar gratitud y no ser pedante con quien te ha brindado su tiempo, actuando como si fuera un deber del otro y no un signo de compañerismo.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Redactora fanática de la comunicación, la música, la radio y desde un tiempo a esta parte, también de las series

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.