Noticias

¿Malas energías en el trabajo? Descubre si estás en un ambiente negativo

           Autor: Camila Siqueira
Fuente: Shutterstock
¿Sientes que un compañero de trabajo no tiene la mejor energía contigo y no sabes si es parte de tu imaginación o si realmente sucede? Si bien lo mejor sería que no le prestes atención, la verdad es que compartir todo el día con una persona que destila pesimismo o tiene actitudes como ignorarte o desacreditarte cuando le hablas no es nada fácil y puede ser un gran motivo de estrés.


¿No sabes si la mala energía está en tu imaginación o si definitivamente no le caes nada bien a tu compañero? Aprende a detectar las señales de que tu ambiente laboral está cargado de malas energías y las actitudes de aquellos compañeros “mala onda” de los que deberías mantenerte alejado.



4 señales de que definitivamente no le caes bien a un compañero


1 – La mala energía es particularmente contigo

Si con el resto de los compañeros tu colega siempre está sonriente o dispuesto a ayudar pero cuando se trata de ti jamás sonríe, ni mantiene contacto visual ni tiene ningún tipo de gesto amable, tal vez tus sospechas no sean infundadas y tengas razón en cuanto a que esa persona tiene un problema personal contigo.


2 – Siempre desacredita tus ideas y palabras


Lo que tengas para decir está siempre mal visto por ese determinado colega. No importa si se trata de algo importante o insignificante, siempre tendrá algo para retrucar a lo que propones o una forma de rechazar o desacreditar tus palabras. 


3 – Actúa como si no estuvieras allí


Puede que ni siquiera te exprese su desagrado sino que directamente tu compañero actúe como si no fueras parte de la oficina. Te da la espalda cuando están en ronda hablando de algún “chiste local”, hace como que no escucha cuando intervienes, siempre está ofreciendo algo al resto pero de vuelta se olvida que tú estás ahí, etc etc.

Son muchas las actitudes que puede tener una persona para ignorar a otra; y si bien puede que pase algunas veces sin mal intención del que ignora, si se trata de un rechazo constante no hay que darle demasiadas vueltas: lo hace de forma conciente.


4 – Extiende rumores en la oficina


A tu colega ya no le parece suficiente que solamente sea él el que tiene este tipo de actitudes hacia ti sino que necesita aliados, y para esto, comienza a extender rumores sobre tu persona o ciertas observaciones poco felices.

Lo rumores no solamente dañan al que es blanco del “chisme” sino que perjudican la dinámica de todo el equipo, creando prejuicios, celos o rechazo y dañando la imagen personal y profesional del implicado y de quienes se encargan de extender el rumor.


¿Qué hacer?


Si te has sentido identificado con la mayoría de las situaciones descritas, puede que estés siendo víctima de mobbingo acoso laboral, una acción completamente repudiable que nadie debe tolerar.

No lo dudes ni por un segundo: habla con tu superior o con la persona encargada de Recursos Humanos sobre lo que está sucediendo. Nadie tiene el derecho de hacerte sentir mal en ningún lugar y si no atiendes la situación a tiempo puede que termines bajando tu productividad, estresándote y angustiándote al punto de que lo único que quieras sea renunciar a tu trabajo.

Denuncia ante la persona correcta la mala actitud de tu compañero y no permitas que nadie se interponga en tus objetivos ni magulle tu autoestima personal y profesional.


Tags:
Camila Siqueira Menéndez

Camila Siqueira

Comunicadora en formación constante

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.