text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

4 consejos para cuando estás desempleado

      

Cuando las personas están sin trabajo es probable que se desanimen con facilidad, pero bajar los brazos y quedarte en casa sin hacer nada no es una buena opción. Mantener la motivación es fundamental, y aunque a veces sea muy costoso, aprovechar los 4 consejos sobre qué hacer cuando estás desempleado te ayudará a no entrar en pánico. Chequéalos a continuación.

 

Lee también
» El empleo es la principal preocupación de los jóvenes iberoamericanos
» 45 % de los iberoamericanos considera que hay más posibilidades laborales fuera de su país de origen
» La falta de compromiso y el mal clima laboral acentúan la rotación de personal 

 

 

1 – Aprovecha el tiempo

Mira el lado bueno de la situación: el estar desempleado te permite tener mucho tiempo libre, y ese tiempo puede ser invertido en aumentar tus conocimientos. Como es natural que no quieras invertir dinero en nada extra mientras no consigues otro empleo, puedes aprovechar los cursos online que brindan las distintas plataformas, que son gratuitos y puedes realizarlos desde tu casa. No solo vas a aprender algo nuevo, sino que también vas a poder aumentar los conocimientos en tu currículum.

 


2 – Amplía tu red de contactos

Como en el punto anterior y los siguientes, todo se trata de aprovechar el tiempo libre que tienes mientras estás sin empleo; pero aprovecharlo en hacer cosas que puedan posicionarte mejor al futuro. Una de éstas es ampliar tu red de contactos y actualizar tu perfil profesional a través de las redes sociales, por ejemplo, en sitios específicos como LinkedIn.

 


3 – Amplía las posibilidades

Que te enfoques en buscar trabajo solo en las áreas de tu interés está bien, pero cuando las oportunidades no se presentan las personas suelen ponerse más ansiosas. Ampliar el espectro de posibilidades y aceptar un trabajo que no sea el de tus sueños te ayudará a bajar el nivel de ansiedad, algo fundamental para poder continuar con la búsqueda de tu trabajo ideal de forma más calmada, sin que se apodere de ti la frustración o el desespero por la supervivencia. Toma ese trabajo que no te gusta demasiado y ya verás que cuando una puerta se abre, se comienzan a abrir todas las demás.

 


4 – Mantén una actitud positiva

Aunque parezca un consejo vacío es muy cierto que los estados de ánimo se transmiten y si asistes a las entrevistas que consigas con una actitud negativa es probable que los reclutadores sientan esa energía. Claro que no podrás estar bien todo el tiempo porque efectivamente estar sin empleo no es una situación fácil, pero es necesario mantenerse motivados y no dejar de buscar las oportunidades porque solo buscándolas es que van a aparecer, y cuando aparezcan tienes que aprovecharlas al máximo.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.