text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

Hallan beneficios de probiótiocos para tratar enfermedades del intestino

      

Las enfermedades gastrointestinales podrán tratarse con probióticos, ya que éstos mejoran el sistema digestivo e inmunológico, según concluyeron profesionales de la Nutrición en la II Jornada de Nutrición que tuvo lugar los primeros días de agosto en el Campus Itapúa de la Universidad Católica “Nuestra Señora de la Asunción”. En dicha jornada, los expertos consensuaron el uso de probióticos para tratar enfermedades como la diarrea infecciosa, colitis ulcerosa y constipación intestinal.

 

Lee también
» Científicos destacan la importancia del desayuno

 

El director de la carrera de Nutrición del Campus Asunción, Dr. Rafael Figueredo, aseguró que la indicación basada en la evidencia del tipo A (la más fuerte según su criterio) debe ser suministrada en el alimento o en el medicamento en los casos de pacientes que padecen problemas con el tubo digestivo.


Según explicó Figueredo, quién presentó una ponencia sobre la importancia del consumo de probióticos para fortalecer la salud de las personas, los beneficios de estos consisten en aumentar las defensas del organismo y estimular el sistema inmune del intestino, ya que tienen un efecto sistémico y equilibran la flora intestinal. Estas sustancias pueden encontrarse en alimentos tradicionales como lácteos, especialmente en los yogures.

 

¿Cómo actúan los probióticos sobre el organismo?


Figueredo explicó que todos los organismos contienen muchas bacterias en el intestino, siendo algunas benéficas y otras patógenas, las que pueden producir enfermedades como la diarrea si crecen demasiado. “Los probióticos compiten en el espacio del intestino para ocupar el lugar por una ley física que no deja entrar otras bacterias (…) logrando que la unión entre las células del intestino se fortalezcan de modo que no permitan la invasión de microbios patógenos o dañinos dentro de la fosa intestinal”, y de esta manera se combaten las bacterias dañinas, según explicó el médico.

 

Pero como remarca el especialista, este tratamiento debe ser siempre vigilado por un profesional, ya que no todos los probióticos actúan para lo mismo ni funcionan para la misma enfermedad, por lo que es fundamental saber la cantidad que se administra a través de los medicamentos. Además, aclaró que existe una contraindicación para los pacientes con bajas defensas, y su consumo podría producirles efectos dañinos.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.