text.compare.title

text.compare.empty.header

Noticias

El fútbol: ¿un invento inglés o guaraní?

      
Fuente: Universia

El fútbol moderno tiene origen en Inglaterra, quien reglamentó el juego por primera vez en 1863 a través de la Football Association (FA), primera asociación del fútbol. Sin embargo, existe evidencia que demuestra que ya existían civilizaciones antiguas que practicaban el deporte.

 

 

Lee también:


» Sigue toda la actualidad universitaria a través de nuestra página de Facebook 


» Visita nuestro Portal de Becas y descubre las convocatorias vigentes

 

 

Algunas semanas atrás se estrenó en el Festival Internacional de Cine Independiente de Mar del Plata, Argentina, un documental paraguayo que tiene como premisa principal la idea de que los primeros jugadores de fútbol fueron guaraníes. El corto, "Los guaraníes inventaron el fútbol", cuenta con el aval de la Secretaría Nacional de Cultura de Paraguay quien ofició de productora para poder difundir esta hipótesis en el resto de Latinoamérica.

 

Según el sacerdote español Bartomeu Meliá afirma que en el primer diccionario de la lengua guaraní, escrito en 1639, existen registros sobre el balompié. ¡200 años antes que los ingleses!

 

El “manga ñembosarái”, es el juego que practicaban los indígenas en San Ignacio Guazú, la primera misión jesuita fundada en Paraguay. Apoyando esta teoría, el libro "Las Misiones del Paraguay", publicado en 1771 por el jesuita José Cardiel, hace mención y descripción del manga ñembosarái.

 

Y, como lo artístico nunca queda por fuera de este tipo de eventos, el documental consiguió encontrar una pintura de una misión jesuita que ilustra cómo se jugaba al fútbol.  

 

 

¿Cómo se jugaba al manga ñembosarái?

 

Para jugar, los guaraníes vestían camisetas blancas y shorts oscuros. Se formaban dos equipos, que iban pasando una pelota hecha de caucho con los pies con el objetivo de que la pelota no dejara de saltar.

 

Este deporte lo practicaban exclusivamente los hombres todos los domingos por la tarde, luego de la misa. Los juegos de azar no se hicieron esperar y cada domingo se levantaban apuestas para ver quién ganaba.  

 

Perdía el equipo que primero se cansaba ya que el manga ñembosarái se jugaba sin arcos, por lo que no existía la posibilidad de ganar por goles como en el fútbol moderno.


Tags:

Lee también

Aviso de cookies: Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, para análisis estadístico y para mostrarle publicidad. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso en los términos establecidos en la Política de cookies.